Serie de Retratos Captura las Caras de una Comunidad Diversa

0
387
A portrait in the "Soy OLA" series by Philippe Cheng.

Por Christine Sampson y Ana Kestler

Cada persona fotografiada tiene un nombre, por supuesto, pero los sujetos en los últimos retratos del aclamado fotógrafo Philippe Cheng se muestran sin nombre por una razón.

Las fotografías capturan las caras, las personalidades, el espíritu de muchos de los clientes, voluntarios, seguidores y colaboradores de la Organización Latino Americana de Eastern Long Island (OLA), un grupo diverso de personas que Cheng documenta en una nueva serie en curso, a blanco y negro titulada “Soy OLA.”

“No estamos etiquetando a nadie ni mostrando sus nombres a propósito,” dijo Minerva Pérez, directora ejecutiva de OLA. “Solo queremos mostrar el espectro de la humanidad de quienes están involucrados con OLA.”

Algunos de los sujetos de Cheng pueden ser reconocidos como líderes prominentes de instituciones religiosas u otras organizaciones sin fines de lucro en el East End, pero él dice que su objetivo es tratar a todos con el mismo nivel de importancia y comunicar punto más amplio.

“Todos somos parte de la misma comunidad,” dijo Cheng. “Somos uno.”

Vinieron del trabajo o de la escuela, de todo el East End, al estudio de Cheng en Bridgehampton durante varias tardes recientes cuando la luz natural era ideal para las fotografías. Muchas de las mujeres llegaron sin maquillaje.

“Muchas personas estaban saliendo de su zona de confort, por lo que hay nerviosismo en un cierto nivel, pero hay una sinceridad de espíritu,” dijo Cheng. “Aunque pasamos poco tiempo juntos, de alguna manera presionó un botón emocional: esto es lo suficientemente importante el día de hoy como para decir: ‘Soy como mi vecino.’”

El proyecto Soy OLA comenzó con una oferta de Cheng para ayudar a Pérez a renovar el sitio web de OLA. El sitio web necesitaba nuevas imágenes, y si hay algo en lo que él es bueno, es en imágenes cautivadoras.

“Quería asegurarme de que las imágenes que estábamos compartiendo en el sitio web estuvieran enfocadas en las artes, mostrando a los miembros de nuestra comunidad latina divirtiéndose, celebrando la cultura, celebrando quienes somos, y no solo íbamos a mostrar imágenes sobre inmigración o trabajadores, sino que íbamos a compartir la conversación complete,” explicó Pérez. “Philippe sabía que eso me interesaba, y dijo ¿qué tal una serie de retratos?”

Pérez agarró un pañuelo de papel y se secó las comisuras de los ojos mientras continuó: “Todavía hay tantas imágenes negativas que se difunden en las redes sociales y en otros lugares, y hay tantos temas que son tristes. Esta serie de retratos le permite a nuestra comunidad local tener estas caras hermosas llenas de historia, orgullo y belleza, para recordar que esta es nuestra comunidad. No es solo un encabezado, sino que estas son las caras de los miembros de nuestra comunidad y tenemos la suerte de tener a estas personas entre nosotros, todas ellas.”

Una voluntaria de OLA que ofreció ser fotografiada, Lina, dijo que nunca antes se había hecho un retrato formal.

“La gente verá las fotos y se preguntará cual es la razón, qué hace OLA, y buscarán información. Quizás se involucren si lo encuentran interesante, y las personas que ya están involucradas estarán interesadas en involucrarse más,” dijo Lina en español a través de un traductor.

Lina dijo que los resultados de Cheng son hermosos, profesionales y elegantes, y que el formato en blanco y negro llama más la atención porque todo lo demás en el mundo es generalmente a color.

A portrait in the Soy OLA series by Philippe Cheng.

Durante su sesión de fotos, Lina dijo, “Cheng fue muy agradable con todas las personas, muy cálido y acogedor, especialmente con los niños, así que fue una buena experiencia. Él es una muy buena persona al querer ayudar a OLA y transmitir el mensaje.”

No todos están sonriendo en su retrato, pero está bien, dijo Pérez. Cada imagen simplemente representa un momento auténtico.

“Había solamente un elemento natural, una belleza natural, una luz natural,” dijo. “Philippe está presente en el otro extremo de la cámara y opta por darle al sujeto un peso tremendo, pero no de una manera pesada. Él está elevando a cada sujeto usando esta luz natural, simplemente deseando saber quién es esa persona.”

Cheng dijo que el éxito de la serie de retratos recae en sus sujetos.

“Realmente es la gente la que hace las fotos. Yo soy testigo,” dijo.

Hasta ahora, hay más de 30 retratos en la serie Soy OLA. Si bien actualmente vive en el sitio web de la organización, olaofeasternlongisland.org, Pérez espera armar una exposición de galería en el futuro. Cheng está de acuerdo.

“En el mundo de mis sueños, tendremos miles de retratos de personas que tienen ese tipo de interés en la igualdad,” dijo.

Otro aspecto del proyecto que Cheng espera incluir es la representación de aquellos que no pueden mostrar sus caras por una razón u otra, por ejemplo porque pueden ser inmigrantes indocumentados. Él imagina un retrato de una persona que sostiene una especie de tablero negro frente a su cara.

“Probablemente se sorprendería” al ver que entre todas las caras sonrientes, dijo, “pero darse cuenta de una de las razones por las que OLA existe, especialmente en este clima político.”

Pérez dijo que la serie Soy OLA ayuda a las personas a ver sus semejanzas mutuas.

“Parece que somos todos de la misma familia. Hay un punto de conexión,” dijo.

Cheng hizo eco de esos sentimientos.

”Cuando lo desglosas, todos somos uno,” dijo. “En estos tiempos, es importante recordar que no estamos aislados.”

A portrait in the Soy OLA series by Philippe Cheng.

Comments